Good Sounds
Íñigo Coppel | Los Madison | Joe Grushecky | Willie Nile | Southside Johnny | Ítaca | Springsteen Tribute | Sugar Mountain | agenda conciertos
pedidos

Southside Johnny

[ Messin' With the Blues ] [ Biografía ] [ Fotos ]

Messin' With The Blues (CD, 2001)

1.Gin Soaked Boy
2.Living with the Blues
3.Rhumba and Coke
4.Sinful
5.Messin' Around with the Blues
6.Tell 'Em I'm Broke
7.Satan's Shoes
8.Intermission
9.Cadillac Jack
10.Looks Like Rain
11.River's Invitation
12.Come Home Little Girl
13.Mother Eart
14.Kill My Love

La segunda banda más famosa de New Jersey (después de la E Street Band) vuelve con un maravilloso paseo por el blues. Johnny presta su voz aguardentosa a versiones de Memphis Slim, Percy Mayfield, Tom Waits y Kevin Gordon, además de despuntar con temas propios o coescritos por Garry Tallent (la conexión Springsteen). Aquí hay rumbas de New Orleans, blues de Chicago, soul de Stax, zydeco... toda una variedad servida por metales coloristas, un piano tabernario y una armónica incendiaria.

Biografía

Su legado incluye diez álbums que permanecen en los anales del rock americano, incluyendo Hearts of Stone, considerado por la revista Rolling Stone como uno de los mejores discos de los últimos veinte años.
Desde sus primeros tiempos en Asbury Park, New Jersey, hasta su undécimo álbum, la particular voz de Southside ha sido un placer para el oído. Sus conciertos son legendarios y su tono cálido y humeante es real, honesto y repleto de emoción; una voz eterna.
“Hay una cosa que siempre me encantó hacer”, confiesa Johnny, “y es cantar. Me crié con música; escuchábamos a Billie Holiday, T-Bone Walker, Muddy Waters y Big Joe Turner. Mis padres amaban la música, cuanto más alta mejor. Mi padre tocó en bandas durante años, mi madre me llevaba a su trabajo en un polvoriento club de New Jersey. Hay cosas marcadas por el destino”.

Nacido y criado en la costa de Jersey, la fascinación de Southside por los clubs de la zona empezó temprano. Cantando y tocando en una gran cantidad de bandas de blues y R&B en el hoy legendario Upstage Club, a menudo tocaba con su colega de instituto Garry Tallent (luego en la E Street Band) y después con Bruce Springsteen y ‘Little Steven’ Van Zandt en las bandas de juventud de Springsteen (antes de que firmara con CBS en 1972). Se ganó su reputación como intérprete y atrajo rápidamente la atención de varias compañías de discos de Nueva York. “Tocamos en la costa durante años, pero no fue hasta que Bruce triunfó con Born to Run que los cazatalentos empezaron a venir a Asbury Park para ver lo que estaba ocurriendo”.

Tocando una mezcla de estilos, Southside y su banda The Asbury Jukes, entonces co-liderada con Steve Van Zandt, firmaron con CBS/Epic en 1975. Su primer trabajo, aclamado por la crítica, fue el álbum I Don’t Wanna Go Home, el cual afianzó su reputación de gran banda de rock’n’roll con raíces de rhythm & blues. El tour que le siguió solidificó su reputación como mejor ‘party band’ del país.
“Creamos una gran banda, un hogar para un montón de músicos, sección de viento incluida; y la llamamos Southside Johnny and the Asbury Jukes, pero en realidad eramos una panda de tíos enloquecidos sobre el escenario”.

A ese primer álbum siguieron los memorables Hearts of Stone y This Time it’s For Real, ambos producidos por Van Zandt y conteniendo 3 temas cada uno cedidos por el propio Springsteen (entre ellos los clásicos “The Fever”, “Talk To Me” o “You Mean So Much to Me”). La fama de la banda se extendió por toda la geografía americana hasta finales de los 70.

Desengañado del trato de las discográficas, Southside editó varios discos en los años 80, sin la repercusión de los anteriores y con diferentes compañías discográficas cada uno. En 1991 reaparece con otra obra magistral de R&B y rock’n’roll: Better Days , donde de nuevo tomas las riendas Little Steven y Springsteen colabora con el tema “All the Way Home”.

Southside ha recuperado las riendas de su carrera y tras ocho años de silencio vuelve ahora con Messin’ with the Blues, espléndido disco donde los Asbury Jukes hacen lo mejor que saben... tocar música de primera. La banda nunca ha dejado de dar sus shows legendarios durante estos años. “Pasé una mala temporada y no quería volver a grabar nunca mas”, recuerda Southside. Durante este periodo de silencio Southside hizo algo impensable para un músico de la costa de New Jersey: trasladarse a Nashville.


Aconsejado por su colega, y bajista de la E Street Band, Garry Tallent (también residente en Nashville), Johnny se trasladó a la capital de la música americana. “Me encanta New Jersey, pero a veces necesitas alejarte de lo que conoces para abrirte más; y, de todos modos, mi casa es la carretera”.

Durante años Johnny ocupó su tiempo entre giras trabajando en la inmensa colección de discos que comparte con Tallent. “Tenemos unos 4800 singles, miles de discos a 78 rpm y multitud de álbums”, afirma Johnny. Se pasó días y semanas enteras rebuscando en tiendas de antigüedades, de segunda mano y subastas por todo el país buscando discos para la colección; y también tratando de encontrar el camino para volver al estudio a grabar de nuevo.

Finalmente, en 1999, estaba preparado para el regreso. Tallent estaría a cargo de la producción y tocaría el bajo; Johnny escribiría los temas y haría los arreglos, y se pondrían manos a la obra. Pero como es natural, algo se interpuso de nuevo en el camino. Tallent fue llamado por Bruce para su gira mundial 1999/2000. Como Southside indica bromeando, “creo que Bruce tenía miedo de la competencia”.

Por suerte, ha merecido la pena esperar Messin’ with the blues. Con energías renovadas, Johnny recuperó a los antiguos Jukes, a los nuevos Jukes y a sus mejores colegas de New Jersey y Nashville; a continuación buscó temas clásicos en su enorme colección de discos, escribió algunos temas él mismo y... voila!

El título del disco está extraido del tema de Memphis Slim "Messing Around with the Blues”, una de las canciones favoritas de Southside que éste solía cantar caminando por la costa de New Jersey. Los restantes 11 temas se dividen entre originales de Southside y versiones como “Gin Soaked Boy” de Tom Waits.

La grabación de este disco para su propio sello Leroy Records supuso el regreso a la antigua fórmula de grabar por el simple placer de hacerlo. “Fuimos muy profesionales, pero a la vez divirtiéndonos un montón. No teníamos que dar cuentas a nadie. Eres libre de hacer lo que quieres y como quieres. No pretendíamos hacerlo todo perfecto, sólo queríamos tocar”.
Los fans de toda la vida de la voz humeante y soul de Southside, así como los nuevos conversos, se alegrarán de que se mantenga fiel a sus raíces. “La gente me conoce, porque saben que hago las cosas a mi manera, y no estoy intentando convencerles con ningún mensaje profundo ni haciéndoles creer que soy un sex symbol. Nos encanta tocar, y la gente se lo pasa en grande. Lo que me encanta de la música es que es una emoción real compartida”.

Esa es la magia capturada en Messin’ with the Blues. Con el nostálgico sonido de la aguja del tocadiscos abriéndose paso entre los surcos, los Asbury Jukes han vuelto, haciendo lo que mejor saben; evocando el ambiente funky, nocturno y sucio de cualquier garito, donde el público sudoroso baila sobre las mesas, y la banda arrasa sin piedad hasta el amanecer.